Chica con síndrome de Down tocando el piano
0
Yo también leo, Síndrome de Down

8 mitos sobre el síndrome de Down

En octubre, Mes de la Concienciación sobre el Síndrome de Down, también conocido como trisomía 21, recopilamos varios mitos para demostrar que son ideas preconcebidas debido al estigma y los prejuicios. Es sumamente importante educarnos y conocer la realidad de esta condición sin dejarnos llevar por estereotipos y generalizaciones. 

A continuación desmontamos 8 mitos que rodean al síndrome de Down y explicaremos por qué son falsos. ¡Sigue leyendo para aprender juntos/as! 😀

Mito 1
“Existen diferentes grados de síndrome de Down, más graves y más leves”.

El síndrome de Down surge por una alteración genética por la presencia de un cromosoma extra que altera el desarrollo, por lo tanto es una condición que se tiene o no. No es posible hablar sobre «grados» de síndrome de Down, pero sí sobre diferencias en las características y capacidades tanto físicas como intelectuales de cada persona con síndrome de Down.

Joven con síndrome de Down hace sus ejercicios de yoga

Mito 2
“Las personas con síndrome de Down siempre son como niños y se comportan como tales”.

Al igual que cualquier otra persona, quienes tienen síndrome de Down poseen un desarrollo por etapas: infancia, adolescencia, adultez y vejez. Cada caso es un mundo, pero la mayoría poseen las capacidades suficientes para llevar una vida independiente, tener un trabajo, pareja, amigos, etc.

Mito 3
“No pueden tener un trabajo normal, ni llevar una vida independiente”.

Como mencionamos anteriormente, cada persona es un mundo y dependerá mucho de las habilidades y capacidades de cada uno. Está comprobado que los programas de atención temprana dirigidos a niños y niñas con síndrome de Down entre 0 y 6 años, ayudan a desarrollar el máximo de sus capacidades. Por lo tanto, todo dependerá de la situación de cada persona, pero la realidad es que muchos de ellos trabajan, e incluso viven solos y solas.

Chico con síndrome de Down se pone una corbata

Mito 4
“Tienen una esperanza de vida reducida”.

Gracias a los avances en la tecnología y la medicina, es mucho más sencillo tratar ciertas patologías más frecuentes en personas con esta condición. Hoy en día su esperanza de vida ronda los 65 años y probablemente se incremente en las próximas décadas.

Mito 5
“Se produce por los malos hábitos de la madre durante el embarazo”.

Que un niño o niña nazca con síndrome de Down no significa que la madre haya tenido malos hábitos durante el embarazo. Puede que la madre haya seguido al pie de la letra las recomendaciones del médico, pero el síndrome de Down es una alteración genética que no se puede evitar y ocurre de forma casual y fortuita.

Mito 6
“Implica dificultades de aprendizaje y necesidades de educación especial”.

Aunque es cierto que su aprendizaje es más lento, con la correcta estimulación, sus habilidades y destrezas pueden evolucionar. Aún existen muchos prejuicios acerca de las capacidades y el desarrollo educativo de las personas con síndrome de Down, sin embargo, las personas con síndrome de Down pueden aprender a leer y estudiar en escuelas regulares, incluso existen varios casos de alumnos y alumnas con esta condición que incluso han llegado a obtener títulos universitarios.

¿Conoces la aplicación Yo también leo?

La app para aprender a leer.
Ideal para menores con discapacidad cognitiva


Joven con síndrome de Down se hace una foto con sus amigos

Mito 7
“Su estado de ánimo es impredecible, están muy felices o son agresivos”.

Las personas con síndrome de Down al igual que cualquier otra, poseen cambios de humor. Lo que sí es verdad es que en ocasiones demuestran sus emociones de una forma más intensa y efusiva, por lo que se podría confundir con agresividad o felicidad máxima. Es importante ver cómo se comportan y reaccionan a ciertos estímulos, explicarles si su reacción fue la correcta y de esta manera ellos podrán gestionar de mejor forma sus emociones.

Mito 8
“Los adultos con síndrome de Down no pueden tener pareja, ni amistades duraderas”.

Las personas con síndrome de Down pueden establecer relaciones interpersonales de amistad y afectivas como cualquier otra persona. Que posean esta condición no les imposibilita llevar una vida y formar relaciones. Al igual que cualquiera de nosotros tienen amigos de toda la vida, con quienes disfrutan pasar tiempo, del mismo modo con sus parejas.

Afortunadamente estos mitos y prejuicios sobre las personas con síndrome de Down se van desmontando poco a poco en una sociedad cada vez más informada. El cine es uno de los medios que más ayudan a acercar la realidad de las personas con síndrome de Down a la sociedad y a normalizar su condición como os explicamos en el artículo El síndrome de Down en el cine a través de 5 películas

Artículo de Mar Viteri

También te pueden interesar los siguientes artículos:

Valentina, una niña con Síndrome de Down dispuesta a cumplir su sueño

10 mujeres con síndrome de Down y autismo que están haciendo historia

5 datos que ya conocías (o no) del Síndrome de Down


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.